“Que me duerma una siestecilla en los museos no quieren decir que no los disfrute. Aquí me teneis con uno de mis pintores favoritos americanos, Ben Shan, un representante notable del realismo social de los años treinta. Sencillez y expresividad. Quien pudiera tener el talento para dibujar o pintar. Si yo lo tuviera, les suelo decir a mis amigos dibujantes, me dedicaría a eso antes que a escribir: lo manual siempre es liberador. En cambio, mi oficio, ay, se acaba al final del día con la cabeza a punto de estallar. Ahora mismo, yo debería estar trabajando y, sin embargo, aquí estoy, tonteando con el Caralibro. Todo con tal de no enfrentarse al maldito teclado”.

“Que me duerma una siestecilla en los museos no quieren decir que no los disfrute. Aquí me teneis con uno de mis pintores favoritos americanos, Ben Shan, un representante notable del realismo social de los años treinta. Sencillez y expresividad. Quien pudiera tener el talento para dibujar o pintar. Si yo lo tuviera, les suelo decir a mis amigos dibujantes, me dedicaría a eso antes que a escribir: lo manual siempre es liberador. En cambio, mi oficio, ay, se acaba al final del día con la cabeza a punto de estallar. Ahora mismo, yo debería estar trabajando y, sin embargo, aquí estoy, tonteando con el Caralibro. Todo con tal de no enfrentarse al maldito teclado”.

En Arthur´s Tavern. West Village. Este es el primer sitio al que fuimos Antonio y yo a tomar una copa. Entonces sólo tocaban jazz, ahora se han abierto a la música pop por aquello de atraer a la gente más joven. Lleva muchos años dando copas y felicidad y conservando nuestros recuerdos de novios. En la foto, además de Antonio, mi hermano César y la actriz Puy Navarro”

En Arthur´s Tavern. West Village. Este es el primer sitio al que fuimos Antonio y yo a tomar una copa. Entonces sólo tocaban jazz, ahora se han abierto a la música pop por aquello de atraer a la gente más joven. Lleva muchos años dando copas y felicidad y conservando nuestros recuerdos de novios. En la foto, además de Antonio, mi hermano César y la actriz Puy Navarro”

Esta foto no me hace justicia: hacía tantísimo calor este pasado julio que yo estaba agotada, sudada, pegajosa, pálida, cansada, mareada, harta, con el rímel corrido, con ganas de ir a casa y tumbarme bajo el ventilador del techo, con la sensación de estar viviendo dentro de una obra de Tennesse Williams… Pero Xavi me hizo una foto en la que parece que estoy tan fresca.Increíble”

Esta foto no me hace justicia: hacía tantísimo calor este pasado julio que yo estaba agotada, sudada, pegajosa, pálida, cansada, mareada, harta, con el rímel corrido, con ganas de ir a casa y tumbarme bajo el ventilador del techo, con la sensación de estar viviendo dentro de una obra de Tennesse Williams… Pero Xavi me hizo una foto en la que parece que estoy tan fresca.Increíble”

“En el Upper East Side. Después de dos botellas de vino en un restaurante del que no recuerdo el nombre. David, Richard, yo, Valeria. El Chavo toma la foto. Ha comenzado a nevar. ¿Lo mejor de Nueva York? Nada tangible, es una sensación difícil de explicar. Aparecen nuevas amistades, las mejores, las que no esperabas. No hay verguenza, ni cinismo, ni reservas. Estamos aquí, ¿no? Pues vamos a disfrutarlo, como si fuéramos amigos desde el primer momento. Lo somos”

“En el Upper East Side. Después de dos botellas de vino en un restaurante del que no recuerdo el nombre. David, Richard, yo, Valeria. El Chavo toma la foto. Ha comenzado a nevar. ¿Lo mejor de Nueva York? Nada tangible, es una sensación difícil de explicar. Aparecen nuevas amistades, las mejores, las que no esperabas. No hay verguenza, ni cinismo, ni reservas. Estamos aquí, ¿no? Pues vamos a disfrutarlo, como si fuéramos amigos desde el primer momento. Lo somos”