“En el Upper East Side. Después de dos botellas de vino en un restaurante del que no recuerdo el nombre. David, Richard, yo, Valeria. El Chavo toma la foto. Ha comenzado a nevar. ¿Lo mejor de Nueva York? Nada tangible, es una sensación difícil de explicar. Aparecen nuevas amistades, las mejores, las que no esperabas. No hay verguenza, ni cinismo, ni reservas. Estamos aquí, ¿no? Pues vamos a disfrutarlo, como si fuéramos amigos desde el primer momento. Lo somos”

“En el Upper East Side. Después de dos botellas de vino en un restaurante del que no recuerdo el nombre. David, Richard, yo, Valeria. El Chavo toma la foto. Ha comenzado a nevar. ¿Lo mejor de Nueva York? Nada tangible, es una sensación difícil de explicar. Aparecen nuevas amistades, las mejores, las que no esperabas. No hay verguenza, ni cinismo, ni reservas. Estamos aquí, ¿no? Pues vamos a disfrutarlo, como si fuéramos amigos desde el primer momento. Lo somos”

Recent comments

Blog comments powered by Disqus